Vecino de Hurlingham necesitó un trasplante de hígado tras contagiarse de fiebre amarilla en Brasil

Hurlingham 27 de marzo de 2018
Renzo fue operado por el equipo del Hospital Argerich y derivado a la Trinidad de Once. Fue a un crucero y al volver comenzaron los síntomas.
renzo

Un vecino de Hurlingham que viajó a un crucero en Brasil se contagió de fiebre amarilla y al volver tuvo que ser intervenido con un trasplante de Higado por las consecuencias de la enfermedad.

El joven se llama Renzo Gagliano, de Hurlingham. Tiene 25 años y al volver tuvo los síntomas de la fiebre pero con un agregado: insuficiencia renal y falla hepática que derivaron en un trasplante de hígado realizado por profesionales del Hospital Argerich. Luego Renzo fue derivado al sanatorio La Trinidad de Once en Mitre al 2500.

El higado fue donado por un joven que murió en un accidente de tránsito y que estaba en la lista de donantes.

En cuanto a los casos. Se detectaron siete en el país. Seis de ellos según el ministerio de Salud de la Nación no contaban con la vacuna. Dos de ellos murieron: se trata de dos hombres de 69 años de Lanús y Rio Negro.

La madre de Renzo, Susana Moro, escribió en las redes sociales expresando su agradecimiento ya que consiguió el donante para su hijo: "Gracias a todos los que compartieron el pedido urgente de la necesidad de un hígado para mi hijo Renzo Gagliano. El órgano llegó!!!!! No tengo más que agradecimiento al donante y a su familia!!!!! Y a todos los que con sus oraciones y muestra de amor, nos han apoyado."

Te puede interesar