Clausuraron la fábrica Rousselot por malos olores

Hurlingham 27 de marzo de 2018
Es por segunda vez. La fábrica de Hurlingham no cumplió con el compromiso de eliminar los malos olores ni mudarse. El municipio actuó de forma preventiva.
Rousselot-1 (1)

El Municipio de Hurlingham clausuró la fábrica Rousselot por no eliminar los malos olores ni mudarse; actuó de manera preventiva para que finalicen las obras.

La multinacional no ejecutó el plan de mejoras ni tampoco realizó las inversiones que pactó con el Municipio.

El intendente Juan Zabaleta ordenó procedimientos sin éxito en 2016 y esta vez actuó por las mismas causas.

El año pasado exigió durante meses que se hagan las inversiones y los vecinos intensificaron los reclamos. El gobierno municipal exigió inversiones para el tratamiento de residuos que nunca se terminaron.

Ya sin respuestas favorables por parte de la empresa Zabaleta los denunció en la justicia federal.

Ante todos esos movimientos la empresa instale un purificador de gases, que cubra el área de tratamiento de barros, que cierre el sector de desechos, que coloque nuevas canaletas y que instale un nuevo filtro de aire, continúan los malos olores.

Te puede interesar